Ensalada de espinacas y queso feta con frutas de temporada

 0
receta

Fuente: www.directoalpaladar.com

Perfecta para refrescar el cuerpo e hidratarnos en días de calor y para incorporar a nuestra dieta las deliciosas frutas de temporada que tenemos a mano. Cuando probéis esta ensalada de espinacas y queso feta con frutas de temporada querréis más, os lo aviso. Así que comprad todos sus ingredientes en grandes cantidades porque vais a repetir.

Ingredientes

  • Tiempo

    15 m

  • 2 porciones

  • Sandía 100 g
  • Melocotón 1
  • Espinaca fresca 30 g
  • Queso feta 60 g
  • Pipas de calabaza 20 g
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Instrucciones

  • Paso 1

    Cortamos un par de rodajas de una sandía, retiramos las pepitas y la corteza, procurando que no quede nada de la parte blanca. Cortamos en dados de 1x1 cm, aproximadamente, y pesamos. Aunque esto último no es estrictamente necesario, pues la cantidad indicada en los ingredientes es orientativa y la podemos ajustar al gusto.
  • Paso 2

    Cortamos el queso feta en tiras y, después, en dados de igual tamaño a los dados de sandía. Cortamos el melocotón en gajos, ayudándonos de un cuchillo afilado con el que la tarea de retirarlos del hueso será más sencilla. Tostamos las pipas de calabaza en una sartén a fuego medio, removiendo para que no se quemen. Por último, lavamos las hojas de espinacas y las secamos bien.
  • Paso 3

    Montamos la ensaladas ensaladas en dos botes de cristal o vasos, comenzando por una cama de hojas de espinaca. A continuación, en cada bote, colocamos la mitad de sandía, la mitad del queso feta y, por último, la mitad de las espinacas. Repartimos el melocotón sobre las espinacas y las pipas de calabaza. Sazonamos, aliñamos con el aceite y servimos inmediatamente.
  • Degustación

    Esta ensalada de espinacas y queso feta con frutas de temporada se disfruta mucho más si la tomamos bien fría. Podemos servirla como entrante de la comida o como plato único a la hora de la cena, en cuyo caso convendría aumentar un poco las cantidades pues no es un plato excesivamente saciante. Es fresca, ligera y está cargada de contrastes. Una ensalada muy veraniega.

Compartir

Imprimir

X